Las pantallas de plasma como soporte publicitario en ferias

SatartlapGoogle bookmarkDel.icio.usTwitterFacebookDiggMyspace bookmark

 

Las pantallas de plasma es uno de los elementos audiovisuales más versátiles que pueden decorar un stand en una feria.

 

La principal utilidad que se les suele dar es reproducir los vídeos promocionales de las empresas ya sea desde un dvd o un ordenador portátil, pero aún se puede ir más allá y sacarle más jugo.

 

Para aplicaciones informáticas, por ejemplo, resulta fantástico demostrar a la audiencia qué es lo que nuestra herramienta es capaz de hacer. Por ello, si conectamos nuestro ordenador a una pantalla de plasma, podremos hacer una demo de nuestro software a varias personas a la vez.

 

 

 

“Pero yo no vendo aplicaciones informáticas, yo vendo cuchillos”. Entonces en su caso lo que nos interesa es mostrar sus manos. Simplemente, conectaremos una cámara de vídeo a la pantalla, encuadraremos lo que queremos mostrar y llegaremos a más gente de lo que nos imaginábamos en un principio, ya que no sólo verán lo que hago las personas de la primera fila, si no que los de más atrás, tendrán el refuerzo de la pantalla.

 

“Ya, pero el caso es que yo lo que vendo, lo hago a través de una página web, necesito que la gente se conecte a la misma.”

Si lo que queremos es que el usuario navegue por nuestra web, simplemente démosle acceso a un ratón y un teclado inalámbricos yq ue navegue. La ventaja de hacerlo con la pantalla de plasma es su tamaño, y que lo que haga, no será visible tan sólo para él, si no también para las personas de alrededor.

Además, las pantallas táctiles están a la orden del día, y su tamaño puede igualar a las pantallas de plasma.

Hasta ahora hemos supesto que sólo tenemos una pantalla, pero imagínese que tiene dos, tres, cuatro o las que quiera, con la misma señal simultánea. ¿A cuanta gente impactaremos con nuestro mensaje?

 

Vamos a dar un paso más y pensemos en que además de los contenidos, la ubicación de la pantalla es algo que nos puede diferenciar del resto.

 

Las podemos colgar de la pared, como si fuesen cuadros o encastrarse en los muros del stand como si fueran ventanas. Pueden ir en soportes de pie, para que queden a cierta altura. Podemos colgarlas para que aún queden más altas y llamen la atención desde más lejos. Y por qué no ponerlas en el suelo, protegidas por una lámina de metacrilato y dejr que los visitantes caminen sobre ellas. Imagínese que su empresa vende viajes al caribe. Deje a sus visitantes “pisar” la arena dorada o las aguas cristalinas.

 

¿Y si en vez de colocarlas horizontalmente las colocamos en vertical? Podemos apilarlas creando una forma, juntar dos en horizontal para crear un efecto panorámico...

 

A pesar de su versatilidad, lo más común es verlas reproduciendo el mismo vídeo una y otra vez y pasando desapercibidas.

 

La mayor preocupación es el tamaño, cuando quizás, debríamos cuidar más su ubicación. Para que nos hagamos una idea, en el Museo del Louvre, la Mona Lisa destaca sobre toda la sala y no es más grande que un folio....

 

Sea original en el uso de las pantallas y los contenidos, y destacará sobre el resto.

Info adicional

Deja un comentario

Free joomla templates by Joomlashine