Sonorización de ruedas de prensa

SatartlapGoogle bookmarkDel.icio.usTwitterFacebookDiggMyspace bookmark

En las ruedas de prensa tenemos muy claro que lo que vamos a hacer es anunciar algo, por lo tanto, ese mensaje tiene que llegar claro y sin interferencias.

Hoy sólo vamos a hablar de sonorización pura y dura, ya que lo lógico es apoyar una rueda de prensa con otros medios de comunicación, como vídeos y utilizando para ello otros soportes, como plasmas y proyectores.

 

Para sonorizar una rueda de prensa, vamos a usar básicamente los siguientes elementos:

 

  1. Micrófonos

  2. Mesa de sonido

  3. Distribuidor de audio

  4. Altavoces

 

 

Para que todo marche bien. tenemos que pensar en el sonido como un flujo de agua, y en los equipos como las cañerías.

 

Los micrófonos

 

Éste primer elemento es muy importante, ya que micrófonos hay de muchos tipos y deberemos escoger el adecuado a nuestro propósito. Los vamos a dividir en cuatro clases básicas destacando sus pros y sus contras.

 

  • Mícrófonos de Presidencia o atril. Son, como su propio nombre indica, los que suelen colocarse en los atriles o en las mesas. Son alargados y de cuello flexible para orientarlos hacia la boca. Son los indicados cuando la persona que va a hablar no va a moverse, ya que por norma general son cableados y no podremos moverlos de su sitio, limitando el radio de acción del ponente. 
  • Micrófonos inalámbricos. Éstos son los indicados cuando el ponente va a moverse por la sala, y se subdividen en:
  • Micrófonos de Mano. Son los más fáciles de manejar por parte del ponente, pero si la presentación se extiende, el brazo se resiente al tenerlo que sujetar cerca de la boca.
    Éste tipo de micrófono es el más indicado para las preguntas del público. Se necesitarán un par de azafatas pendientes de dárselos a quien solicite la palabra.
     
  • Micrófonos de Solapa. Son más cómodos para el ponente porque se sujetan con una pinza a la solapa de la chaqueta o a la corbata, pero por esto mismo, pueden provocar ruidos al rozarse con la ropa. Además, son más sensibles a los acoples, por lo que el radio de acción del ponente estará limitado no pudiendo aproximarse demasiado a los altavoces.
     
  • Micrófonos de diadema. Para un ponente que vaya a moverse mucho o no lleve una ropa adecuada a un micrófono de solapa, es la mejor opción. A algunas personas les puede incomodar el llevar la diadema, pero desde el punto de vista del sonido, es el mejor de los inalámbricos, ya que al estar tan cerca de la boca, la cápsula captará con mucho mejor el sonido y no será tan sensible a los acoples.

 

 

La mesa de sonido.

 

La mesa de sonido es la que se encarga de mezclar todas la fuentes sonoras que necesitemos transmitir. Las mesas de sonido se dividen en canales, y cada canal representa una fuente. Por ejemplo, en una mesa de ocho canales, podremos mezclar hasta ocho señales de audio, ya sean micrófonos, ordenadores, reproductores de CD, el sonido de los vídeos, etc… Tan sólo hay que tener en cuenta que estos chales son canales mono, por lo que si vamos a insertar señales estéreo, deberemos usar dos canales, o usar una mesa que tenga canales estéreo, aunque casi todas los tienen.

 

Otra cosa que necesitaremos específicamente es que la mesa tenga salidas auxiliares de audio, además de las salidas del master (las de los altavoces) para poder enviar la mezcla además de a los altavoces (por el master) al distribuidor de audio.

 

 

El distribuidor de audio.

 

Es un aparato bastante simple, pero muy importante en las ruedas de prensa. Su cometido primordial es multiplicar la señal que sale del auxiliar de la mesa de mezclas para poder repartirla entre los medios que la soliciten. 

No olvidemos que estamos en una rueda de prensa y queremos que nuestro mensaje cale en la audiencia. ¿Qué mejor manera que permitir a los periodistas que graben el sonido con la mejor calidad posible?

 

 

Los altavoces

 

Son el final de la cadena. Además de permitir que la audiencia sea capaz de grabar el sonido, también nos interesa que lo escuchen en directo.

 

De ello se encargan los altavoces.

 

 

Para aclarar un  poco todo, y retomando el símil del flujo de agua, tendríamos más o menos el siguiente montaje:

 

Info adicional

Deja un comentario

Free joomla templates by Joomlashine